Dinámicas CONTAdas

30,00

Dinámicas contadas son 3 cuentos ilustrados para un público familiar y educativo. Con un lenguaje cercano a los niños, las Dinámicas contadas se convierten en una herramienta que nos permite comunicarnos con los y las niños, las familias y las personas que trabajan con la infancia desde otro espacio, desde otra mirada. Un lenguaje que nos permite entrar en el mundo simbólico y al mismo tiempo nos permite generar un espacio y un contexto para compartir aspectos que nos ocupan y preocupan de nuestras vidas.

Dinámicas contadas son 3 cuentos ilustrados para un público familiar y educativo. Con un lenguaje cercano a los niños, las Dinámicas contadas se convierten en una herramienta que nos permite comunicarnos con los y las niños, las familias y las personas que trabajan con la infancia desde otro espacio, desde otra mirada. Un lenguaje que nos permite entrar en el mundo simbólico y al mismo tiempo nos permite generar un espacio y un contexto para compartir aspectos que nos ocupan y preocupan de nuestras vidas.

Autoría: Laia Panyella y Laura Cortés, ilustraciones de Aitor Larrea
Lengua: castellano
Edita: Pol·len edicions
Año: 2020
PVP: 30 €

Dinámicas contadas son 3 cuentos ilustrados para un público familiar y educativo. Con un lenguaje cercano a los niños, las Dinámicas contadas se convierten en una herramienta que nos permite comunicarnos con los y las niños, las familias y las personas que trabajan con la infancia desde otro espacio, desde otra mirada. Un lenguaje que nos permite entrar en el mundo simbólico y al mismo tiempo nos permite generar un espacio y un contexto para compartir aspectos que nos ocupan y preocupan de nuestras vidas.

Y aquí, ¿quién manda?
Paula siempre decide lo qué hace ella y lo que hacen las personas que están con ella. «Que madura eres!», «Siempre lo tienes todo tan claro …» son comentarios que escucha a menudo. Pero Paula se enfada cuando no se hace lo que ella quiere. ¿Por qué no acepta que las otras personas también propongan juegos, actividades, menús …? Quizás a Paula se le ha cedido más ‘poder’ del que puede manejar. Hay cosas que una criatura no las puede decidir, no las debe decidir. Para ello están las personas adultas.

¿Quién cuida a quién?
A Màrius le encantaría salir a jugar al parque con sus amistades, pero piensa que si lo hace, deja a su padre y a su madre solos, y cuando están solos, siempre discuten. Por eso Màrius siempre está en medio de ellos. Si los oye discutir, enseguida se inventa que tiene frío, pipi, hambre o ganas de llorar. Màrius cuida al padre y a la madre, cree que sin él, todo es un desastre. Es su amiga quien un día le dice «Màrius, antes de que nacieras, tu padre y tu madre ya estaban aquí, seguro que saben resolver sus discusiones sin ti».

El miedo de la Daniela
Por la noche sueña y se despierta gritando. Tiene miedo de que su madre se muera. Como tiene tanto miedo, duerme en la cama de la madre y del padre, y un día oye que es la madre la que sueña y dice «mamá, mamá, mamá…». Cuando Daniela lo habla con su padre y con su madre, ésta descubre que quizá Daniela ha adoptado un miedo que no es suyo, que es de la madre. La mira fijamente y le explica: «la mayoría de personas mueren cuando se hacen mayores. Mi madre murió joven y yo la echo de menos, pero es mi miedo no el tuyo».