Mucha gente pequeña

11,00

En Mucha gente pequeña los relatos del periodista y activista Gustavo Duch nos ayudan, como dijo Eduardo Galeano, a despertar, a levantarnos. Y mientras mucha gente pequeña sigue cultivando pequeños huertos que alimentan al mundo, Gustavo cultiva letras, palabras e ideas.

El libro cuenta con las  ilustraciones de Sara y una bonita sopresa en su interior. En la contra podréis encontrar la palabras del Campesino Jeromo Aguado.

Gustavo Duch es autor de Secretos y Cosechas

En estoc

[Fitxa català]
Autoria:
Llengua:
ISBN:
Edita:
Any:
Pàgines:
Col·lecció:
Gènere:
Format:
Petjada de carboni (CO2 eq.):
PVP:

[Fitxa castellà]
Autoría:
Lengua:
ISBN:
Edita:
Año:
Páginas:
Colección:
Género:
Formato:
Huella de carbono (CO2 eq.):
PVP:

En Mucha gente pequeña los relatos del periodista y activista Gustavo Duch nos ayudan, como dijo Eduardo Galeano, a despertar, a levantarnos. Y mientras mucha gente pequeña sigue cultivando pequeños huertos que alimentan al mundo, Gustavo cultiva letras, palabras e ideas.

El libro cuenta con las  ilustraciones de Sara y una bonita sopresa en su interior. En la contra podréis encontrar la palabras del Campesino Jeromo Aguado.

Desde hace mucho tiempo, leo y disfruto todo lo que Gustavo publica. Tiene el encanto de los libros escritos para niños, pero con una diferencia fundamenta: sus palabras no ayudan a dormir, pero sí que ayudan a despertar. Eduardo Galenano

Gustavo Duch es es escritor, activista ecologista e impulsor de la Revista Soberanía Alimentaria. https://www.soberaniaalimentaria.info/

“Yo, licenciado en veterinaria (1988), junto a otras compañeras y compañeros, pusimos en marcha Veterinarios Sin Fronteras (1986) para apoyar a las poblaciones campesinas en dificultades. Fui su director (de 1991 al 2009) y me alegro de saber que mucho hicimos y mucho se hace.Escuchando a las comunidades campesinas, entendí la importancia de sumarse a la defensa de la Soberanía Alimentaria porque la agricultura, oficio de libertad, hoy está presa de los intereses capitalistas de pocas corporaciones. La experiencia de observar, estudiar y denunciar atropellos, y también de conocer alternativas, se ha convertido en cientos de artículos que guardan las hemerotecas, un par de libros (Lo que hay que tragar; Alimentos bajo sospecha; No Vamos a tragar) o mi propio blog, Palabre-ando. Y como contar es otra forma de caminar, en los últimos años también cuento cuentos que al encontrarlos me asombran, me hacen pensar y me gusta compartir (Sin lavarse las manos; Mucha Gente Pequeña; Secretos y Cosechas)

Acompañado de muy buenas gentes (desde 2011) coordino la revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas, un espacio de pensamiento crítico de los movimientos que defienden algo tan necesario como transformador: Un mundo rural vivo.

Gustavo Duch, padre de Irene y Xavier, veterinario, investigador, escritor y contador trashumante.

Y -en el huerto del bisabuelo- aprendiz de hortelano”