Cosechas. Relatos de mucha gente pequeña

16.00

En Cosechas. Relatos de mucha gente pequeña  Gustavo Duch nos deleita con breves relatos poéticos que hablan sobre agroecología, derechos humanos (y terrícolas), soberanía alimentaria, fronteras, economía… Relatos cargados de ironía y afecto, que reflexionan sobre la actualidad y nos invitan a cuestionar las injusticias de un sistema económico capitalista y a poner la vida en el centro.

El libro, dividido en tres partes (Cosechas, Cosechas de minifundio y Glosario) cuenta con las ilustraciones de la artista y activista ecuatoriana Sofía Acosta “La Suerte” y un prólogo de Belén Verdugo, mujer de la Castilla rural, pequeña campesina de la La Solana y productora de alimentos agroecológicos.

Gustavo Duch es autor de Mucha gente pequeña y Secretos

Formato: 15×21 cm Páginas: 224

 

Las imágenes que ilustran Cosechas parten de un encuentro de la artista ecuatoriana La Suerte con la semilla. La Suerte es Sofía Acosta y como una alquimista probó los usos de semillas recolectadas, creó sus propios tintes naturales, y experimen tó con sus reacciones y combinaciones. En el camino muchas mezclas fueron desprendiéndose del papel, la luz de sol hacía que los tintes desaparecieran del papel. Hasta que conoció a Elías Mamallacta, quien le enseñó a usar «la sangre de drago» para pintar. El uso habitual de esta resina es para cicatrizar así que — pintar con ella — explica Sofía — se transformó en un proceso de sanación.

La portada y las guardas de este libro reproducen el color original de esta tintura curativa y junto con las ilustraciones que acompañan a los textos, salta a la vista el fuerte compromiso que tiene la autora con trabajar desde y para la tierra.

Su estilo nos acaricia con libre-diversidad, ameno, irónico y sintético. Describe «desde dentro» instantes de acontecer político que le conmueven. Gustavo Duch observa y denunciaha mbres, balas y vallas que nos avergüenzan Busca imágenes para enseñarnos el decálogo de mirar lo suprasensible, a Ellas, a Nosotras, a aquellas Poesías que siguen girando para defender a las Defensoras, a las referentes de luchas legítimas. Sus historias también hablan de las migrantes que llegaron a Europa con sus semillas, de huertas ecológicas y ecoaldeas que crecen como comandos frente a las agroindustrias que violentan territorios. Nuestra vida moderna rodeada de tecnologías, que contada con el humor de lo absurdo y el gesto amable de la empatía, ayudan a la reflexión crítica sobre esencias y dependencias humanas de estos tiempos.  Fragmento del prólogo de Belén Verdugo

Gustavo Duch es autor de Mucha gente pequeña y Secretos

Informació addicional

Any

2018

Autoria

Gustavo Duch